Ski boot punching - boot-fitting

Boot-fitting bootfitter

Las botas son (y por mucho) la parte más importante de nuestro equipo. Nada más acertado que la frase que dice «Un buen esquiador esquía bien con cualquier esquí, pero no con cualquier bota«. bootfitter

Las botas son el «puesto de control» de todo el equipo de esquí. Cada persona tiene un pie de diferente forma y perfeccionar el calce de sus botas es absolutamente esencial. La bota debe ser una conexión directa entre el pie/pierna del esquiador, y su esquí.

El proceso de boot-fitting incluye la parte del ajuste del calce y luego la parte de alineación. En cuanto al calce, la máxima prioridad es conseguir un ajuste perfecto y seguro alrededor del pie.

En el proceso de alineación, buscamos ajustar la bota para que coincida con la anatomía o morfología de la parte inferior de la pierna del esquiador en cuestión. Ese es un aspecto clave, particularmente la alineación lateral, que apunta a la capacidad de llevar un esquí plano cuando estamos parados sobre los esquís en posición «neutral»; es decir, tener el ángulo de canteo en cero grados caundo estamos en dicha posición, o sea tener el mismo «acceso» a ambos cantos de cada esquí. Esto se hace para asegurarse de que los esquís esten bien horizontales en la postura atlética neutral del esquiador, y así evitar errores como por ej. la «rodilla interna mimosa o enamorada». Esto también permite “sentir” mejor la nieve / el terreno y hace que los esquís respondan mejor cuando se inclinan o canteanbootfitter

A su vez, hay dos partes en este proceso de alineación lateral de la bota: alineación de la caña primero y la modificación del ángulo de la suela en segundo lugar (alineación lateral completa de la bota).
 

“De todo el equipo de esquí, las botas marcan la mayor diferencia en nuestra performance cuando esquiamos. Los esquiadores profesionales estan absolutamente obsesionados con las botas. El ajuste de las botas puede aportar mucha más mejoría a tu nivel de esquí que lo que puede aportarte cualquier entrenador de alto nivel «. Mark Jones, entrenador de BASI (British Association of Snowsport Instructors)

La idea general es que la bota de esquí debe calzar «como un guante» pero para el pie. Debemos ir por un ajuste apretado pero sin puntos de presión, y tampoco los dedos nunca deben quedar «arrugados». El concepto clave es comprar la bota más pequeña que podamos calzarnos y tolerar. Pero, si llegamos a tener algunos puntos de presión, ¡eso no está nada mal! Estos puntos de presión o dolor se deben a protuberancias óseas de nuestro pie, que entran en contacto con la carcasa de la bota. Esto puede ser abordado de dos formas,
_Fresado:
para pequeñas correcciones
_Termo-expansión:
para correcciones más importantes.

Luego de estas modificaciones, tus botas realmente calzarán «como un guante» y tendrás el máximo control sobre tus esquís.

Últimos Artículos

Hips don’t lie… a key joint for advanced skiing

Hips don’t lie… a key joint for advanced skiing

Even though the position and movements of the hips throughout the turn are a key aspect in high-level skiing, not many ski instructors teach to the hips often. I think that’s because it is a quite complex topic and not easy to understand and to get right. Actually,...

leer más
Skiing in Switzerland: the Alps at its best…

Skiing in Switzerland: the Alps at its best…

Photos by Giovanni Levi PhotographyFor the 22/23 northern hemisphere winter season, I’m moved to St. Moritz, epicenter of the Engandin valley, a long high Alpine region in the eastern Swiss Alps, and a portion of the canton of Graubünden at the southeasternmost part...

leer más

Contacto